Ana y Guillem, elegancia al aire libre

El pasado 20 de octubre tuvimos la suerte de disfrutar en nuestra finca del enlace de Ana y Guillem, una pareja realmente agradable y divertida que decidió realizar su boda al aire libre en nuestros jardines.

A pesar de que el cielo amenazaba con fastidiarnos el precioso montaje que teníamos preparado, al final las nubes se portaron bien y todo salió a pedir de boda.

La boda civil tuvo lugar en el exterior de La Roureda, rodeados de vegetación y en un ambiente casi de cuento. La decoración del escenario para la ceremonia fue totalmente en blanco, lo que provocó un precioso contraste con el verde del césped y los árboles de los alrededores.

Ana, llevaba un magnífico vestido vaporoso de estilo grecorromano, muy discreto y elegante, con un suave semirecogido adornado con un sencillo pasador blanco en forma de flor. Mientras, Guillem optó por un traje oscuro con camisa azul perla y corbata a rayas negras y azul pavo real. Un estilo sobrio que se rompía con muy buen gusto con un pequeño broche floral de los mismos tonos que el ramo de Ana.

Muy original fue la preparación de los detallitos para los invitados, totalmente personalizados en bolsas de papel envejecido, con el nombre de los novios, y ordenados en una bonita cesta de recibimiento. Junto a estos, otra cestita ofrecía a los invitados paquetitos de pañuelos de papel, con el mensaje “por si se os escapa una lagrimita”. ¡Y tantas que se escaparon! No cabe duda que fue una boda súper romántica y emotiva.

Tras la ceremonia, los novios aprovecharon nuestros jardines para que el fotógrafo, Cesc Giralt, les hiciera unos cuantos posados realmente bonitos.

Y para la cena, uno de los detalles más simpáticos fue el modo en que organizaron la colocación de los invitados en las mesas, con unos organigramas hechos con tarjetas y pinzas de madera que iban mostrando quienes debían ir en cada sitio.

Para el montaje eligieron mesas redondas, con cubertería en blanco, también redonda, y unos preciosos centros de mesa con hojas verdes y toques de color rosa con unas pequeñas flores que servían de base a nuestros candelabros con velas. Muy discreto y elegante.

No te pierdas todo el reportaje realizado por Cesc Giralt en nuestra galería de Facebook.

ANA Y GUILLEM, ELEGANCIA AL AIRE LIBRE

 

PUERTAS ABIERTAS ENTRE NATURALEZA OTOñAL

 

JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS EN LA ROUREDA EL 31 DE MARZO